martes, 5 de julio de 2011

Los niños con altas capacidades necesitan integración.

En una sociedad que etiqueta a sus individuos gratuitamente - una cosa es la necesidad médica o terapéutica de clasificar síndromes, enfermedades o estados sin que salga de lo estrictamente profesional y otra que dicha división trascienda hacia lo social - provocando la aparición de escalas o grados,  a la larga se provoca frustración y traumatización de los individuos, más obstáculos para la integración social y un grupo con individuos infelices que se estanca y se malogra.

Como nadie nace enseñado, todos los individuos necesitan aprender a integrarse y que se les ayude. Tarde o temprano podrán conseguirlo. ¿No es mejor eliminar trabas?  Se iría más rápido y se conseguirían otros objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi aportación: