jueves, 28 de julio de 2011

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que anula la orden de atención a las altas capacidades

Por un lado, se quejan los políticos y la comunidad educativa de la poca implicación de los padres en la educación de sus hijos, haciendo que la escuela sea una segunda casa donde educarlos y eludiendo sus responsabilidades. Pero que haya padres que sí se interesan por sus hijos y que el estado no permita que puedan usar sus recursos para ayudarles a que sus capacidades estén aprovechadas, es mucho peor. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi aportación: