domingo, 7 de agosto de 2011

Julian Assange


Dejo dos enlaces hoy: uno con la vida de Julian Assange, el fundador de Wikileaks y otro con la noticia en la que se expone una opinión personal comentando aspectos puntuales de su carrera como informático.
Si bien es cierto que ha cometido el delito de infiltrarse y no actuar de acuerdo con la ley de varios países - en concreto Estados Unidos, Australia, etc... - tampoco se merece ser tratado como un delincuente.

 Ha sido, como otros muchos individuos, una persona con altas capacidades y muy valiosas - él mismo lo ha mostrado - que ha sufrido situaciones conflictivas. Pero parece ser que es necesario tener una "cabeza de turco" que ruede cuando las cosas se ponen mal o haya que llamar la atención y disiparla de alguna otra noticia en la cual se exponga que los políticos siguen actuando injustamente, que se siguen violando las leyes de manera legal por los dirigentes de todos los países y los ciudadanos asistimos a ello sin poder hacer nada por resolverlo, dado que sólo tenemos derecho al voto y le ha tocado a Assange. Al menos él no deja sin comer a medio mundo, no se corrompe como la mayoría de los políticos, no deja sin trabajo a la gran mayoría de la población, no deja que vengan otros países a llevarse la riqueza bruta del suyo mientras la población muere de hambre y enfermedades ni ha provocado una guerra saldada con cientos de miles de vidas humanas. Su caso es un juego de niños comparado con lo que están haciendo los políticos de nuestro propio país, por ejemplo: dejar a familias sin trabajo ni hogar y vender a la población, favoreciendo a los bancos.  ¿Dónde se encuentra la verdadera justicia?  Y es que todos tenemos la manìa de criticar a los demás sin ver, primero, nuestras circunstancias y mejorarlas. El que esté libre de pecado, si no es un psicópata ni un narcisista, entonces...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi aportación: